Aumentar tamanho da letra  Reverter ao tamanho original Diminuir tamanho da letra  português english

Bioma Amazonia

Por: Denise Moraes

Foto: Shaan Hurley/Flickr

Foto: Shaan Hurley/Flickr

Carta: Uol Educação

Carta: Uol Educação

El bioma Amazonia ocupa cerca del 40% del territorio nacional. Están localizados en él los estados de Pará, Amazonas, Amapá, Acre, Rondônia y Roraima y algunas partes de Maranhão, Tocantins y Mato Grosso. También incluye tierras de países próximos a Brasil, como las Guyanas, Surinam, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia.

La selva amazónica es conocida como abrigo de la mayor biodiversidad del mundo pues allí pueden encontrarse millares de especies animales, vegetales y microorganismos. Además de la variedad de seres biológicos, la región cuenta con muchos ríos, los cuales forman la mayor reserva de agua dulce de superficie disponible en el mundo. El clima que caracteriza la región es el ecuatorial húmedo. En cuanto al relieve, se pueden distinguir diferentes formaciones, como mesetas y planicies.

Vamos a analizar con más calma algunos elementos que componen este rico bioma.

Fauna

Mono araña preto*

Mono araña preto*

Investigaciones indican que, en la Amazonia, existen cerca de treinta millones de especies animales. ¿Puedes creerlo? Y eso porque no todas las especies ya fueron encontradas y estudiadas por los científicos. Allí existen algunos animales que todavía son desconocidos para el hombre.

Bueno, pero una cosa es cierta: son muchos animales conviviendo en este gran ecosistema. Tal vez los más famosos sean los monos. Ellos son numerosos: coatás, sakis, barrigudos… Se pueden encontrar una infinidad de primates en las ramas de los árboles amazónicos. Además, existen otros mamíferos característicos de la región. Son mamíferos terrestres, como onzas, osos hormigueros, ardillas, y mamíferos acuáticos, como peixe-boi y marsopa.

Los reptiles también tienen territorio garantizado. En un paseo por la región pueden verse lagartos, yacarés, tortugas y serpientes. Entre los anfibios, existen variados tipos de ranas y sapos.

Photo: Daph Chloe/Wikipedia

Photo: Daph Chloe/Wikipedia

Una gran colección de peces es otro hecho digno de nota: en las aguas amazónicas están 85% de las especies de peces de toda América del Sur. Todos los año miles de ellos migran intentando encontrar locales adecuados para la reproducción y la desova. Es lo que se llama Piracema.

Otros seres todavía menores tienen gran importancia en el equilibrio de este ecosistema: los insectos. Ellos son numerosos. Cascarudos, hormigas, mariposas y avispas forman parte del grupo que es mayoría en la fauna amazónica.

En la tierra, en el agua y en el aire. Hay también gran variedad de aves en la selva. Loros, papagayos, periquitos y tucanes colorean las copas de los árboles. Mas de mil especies de aves ya fueron catalogadas.

Photo: Shao/Wikipedia

Photo: Shao/Wikipedia

Vegetación

La vegetación se divide en tres categorías: matas de tierra firme, matas del valle y matas de pantano [igapó].

Las matas de tierra firme son aquellas que están en regiones más altas y por este motivo no son inundadas por los ríos. En ella están los árboles de grande porte, como el castaño de pará y la palmera.

Las matas del valle son las que sufren con inundaciones en determinados períodos del año. En la parte más elevada de este tipo de mata, el tiempo de inundación es corto y la vegetación se parece con la de las matas de tierra firme. En las regiones planas, que permanecen inundadas por más tiempo, la vegetación es semejante a la de las matas de pantano.

Photo: DarioSanches/Flickr

Photo: DarioSanches/Flickr

Epa, pero todavía no hablamos de las matas de pantano.

Las matas de pantano son las que están situadas en terrenos más bajos. Están casi siempre inundadas. En ellas, la vegetación es baja: arbustos, enredaderas y musgos son ejemplos de plantas comunes en estas áreas. Es allí que encontramos a la victoria regia, uno de los símbolos de la Amazonia.

Suelo

El suelo de la selva amazónica es, en general, bastante arenoso. Posee una fina camada de nutrientes que se forma a partir de la descomposición de las hojas, frutos y animales muertos. Esta camada es rica en humus, materia orgánica muy importante para algunas especies de plantas de la región.

En áreas deforestadas, las fuertes lluvias “lavan” el suelo, llevándose sus nutrientes. Es el llamado proceso de lixiviación, que deja los suelos amazónicos aún más pobres. Apenas 14% de todo el territorio puede considerarse fértil para la agricultura.

Pero si apenas esa parte es fértil, ¿cómo existen tantos árboles? Aquí está uno de los puntos esenciales para el equilibrio del ecosistema. En este proceso, la camada de humus tiene un papel fundamental. Además, los pocos nutrientes presentes en el suelo son rápidamente absorbidos por las raíces de los árboles y estas plantas, a su vez, vuelven a liberar nutrientes para el enriquecimiento del suelo. Se trata de un constante reciclaje de nutrientes.

Pico da Neblina**

Pico da Neblina**

Relieve

Componen el bioma Amazonia planicies (terrenos con poca variación de altitud), depresiones (tipo de relieve aplanado, donde se encuentran colinas bajas) y mesetas (terrenos de superficie elevada).

Las planicies son constantemente inundadas por el agua de los ríos. En la región de las mesetas existen algunas sierras, como las de Taperapecó, Imeri y Parima. Quedan en la Amazonia las formaciones de relieve más bajo –planicie Amazónica- y más alto –meseta de las Guyanas- del país. Es en esta meseta que se encuentra el Pico de la Neblina, punto más alto de Brasil, con cerca de 3.015 metros.

Agua

El agua es un importante componente en un ecosistema, porque el agua es fundamental para la vida. En el caso de la selva amazónica, el agua dulce es abundante: se trata de la mayor cuenca hidrográfica del planeta. Su principal río es el Amazonas, que posee más de mil afluentes (ríos menores que desaguan en él), es el más largo del mundo y el gran responsable por el desarrollo de la selva.

Los ríos influyen sobre la vida de los animales y, como hemos visto, sobre la vegetación del lugar. De forma general, son clasificados en tres tipos: ríos de aguas barrosas, de aguas claras y de aguas negras.

 Foto: US Forest Service

Foto: US Forest Service

La coloración del agua varia de acuerdo con determinadas substancias que pueden encontrarse en los ríos. Los llamados ríos de aguas barrosas, como el Madeira y el propio Amazonas, han visto modificado el color del agua por ser ricos en sedimentos y nutrientes. Los de aguas claras, como el Xingu, el Tapajós y el Trombetas, poseen muchos trechos de rápidos y cascadas. Estos ríos no bañan tantos terrenos ricos en nutrientes como los de agua barrosa. De esta forma presentan aguas más cristalinas.

Por fin, los ríos de aguas negras son denominados así por nacer en terrenos de planicie y cargar la arena y el humus que caracterizan el suelo de tales terrenos. El humus es el gran responsable por el color oscuro del agua. El más conocido río amazónico de aguas negras es el río Negro.

Clima

En la región amazónica llueve bastante y la temperatura es elevada, variando normalmente entre 22ºC y 28ºC. Es el llamado clima ecuatorial húmedo que caracteriza a algunas áreas próximas a la línea del Ecuador. ¿Y cómo interfiere el clima? Por lo que vimos hasta aquí, ya debes imaginar alguna forma… Por ejemplo: de acuerdo con la intensidad de la lluvia sube el nivel de los ríos; con el aumento del nivel de los ríos algunas áreas pueden inundarse y, una vez inundadas, esas áreas pueden ser más o menos adecuadas a la vida de determinados vegetales y animales.

Jaguar. Foto: Cburnett/Wikimedia

Jaguar. Foto: Cburnett/Wikimedia

Factores como el clima, relieve, suelo y agua interfieren en la vida de animales y vegetales. ¿No fue lo que vimos en la definición de ecosistema? ¿La relación entre seres vivos y no vivos en una región? Pero cuando hablamos de la Amazonia existe aún otra relación que está poniendo en riesgo el equilibrio del ecosistema. La relación entre los hombres y la selva. Vamos a saber un poco más sobre esta relación y sus efectos.

* Foto: Ana Cotta/Flickr

**Foto: Robson Czaban/Wikipedia

Conoce los otros biomas brasileños:

Bioma Cerrado

Bioma Caatinga

Bioma Pantanal

Bioma Mata Atlántica

Bioma Campos Sulinos

Bioma Costero

Fuentes de información:

Ibama
MRE

LINHARES, Sérgio & GEWANDSZNAJDER, Fernando. Biologia Hoje - Vol 3. São Paulo: ed. Ática, 1998.

Consultoría:

Vânia Rocha, bióloga / Museu da Vida (Fiocruz).

 

versión para imprimir: versión para imprimir