Aumentar tamanho da letra  Reverter ao tamanho original Diminuir tamanho da letra  português english

Bioma Caatinga

Por: Denise Moraes

Mapa: Uol Educação

Mapa: Uol Educação

La caatinga es un bioma que se concentra en la región nordeste de Brasil. Ocupando cerca del 12% del territorio nacional, cubre vastas áreas de Ceará, Piauí, Rio Grande do Norte, Paraíba, Pernambuco, Alagoas, Sergipe, Bahia y también una parte del norte de Minas Gerais.

En las regiones de caatinga, el clima es caluroso con prolongadas estaciones secas y el régimen de lluvias influye en la vida de animales y vegetales. La diversidad de especies es menor, si la comparamos a otros biomas brasileños como la Mata Atlántica y la Amazonia. Sin embargo, estudios recientes revelan un alto número de especies endémicas, o sea, especies que sólo se dan en aquella región. La vegetación se caracteriza por arbustos tortuosos, con aspecto seco y blanquecino casi todo el año.

Carancho*

Carancho*

Fauna

La mayoría de los habitantes de la caatinga tiene hábitos nocturnos, lo que evita que se desplacen en horas de mucho calor. Los lagartos son muy comunes en la región: 47 especies ya fueron catalogadas. Entre ellas están la lagartija metálica y el calanguinho (lagarto de cola látigo).

Todavía entre los reptiles, también se destacan las serpientes. Hasta ahora se encontraron 45 especies de serpientes. La cascabel es una de las más vistas en la caatinga.

 Arara-azul-de-Lear**

Arara-azul-de-Lear**

Algunas aves componen la fauna típica de la caatinga. Es el caso del carancho, del alablanca y de la urraca de cuello blanco. En este bioma vivía el guacamayo de Spix, visto por última vez en la naturaleza en el 2000 y considerada como extinta por el Ibama.

Otra ave en grave peligro de extinción es el guacamayo de Lear, que sólo pervive en una pequeña área en el noreste de Brasil.

Foto: Brian Gratwicke/Wikipedia

Foto: Brian Gratwicke/Wikipedia

Los anfibios son animales numerosos en la caatinga. Para referirnos a los más conocidos, podemos citar el sapo gigante y la rana de pared.

También existen muchos mamíferos en la caatinga. Entre los árboles secos y en terrenos pedregosos viven onzas, gatos salvajes, carpinchos, mofetas, cuises, monos maiceros y la corzuela parda, también amenazada de extinción como el guacamayo de Lear.

 

Vegetación

Cuando nos referimos a la caatinga siempre viene a nuestra cabeza la imagen de un ambiente árido, seco, con árboles blanquecinos y casi sin hojas. Bueno, realmente es así que la vegetación de la caatinga se presenta durante buena parte del año. Sin embargo, en época de lluvias, la caatinga cambia su aspecto: el paisaje se pone verde y hasta aparecen flores.

Foto: deltafrut/Flickr

Foto: deltafrut/Flickr

La vegetación de la caatinga está compuesta por plantas xerófitas, o sea, está formada por especies que terminaron desarrollando mecanismos para sobrevivir en un ambiente con pocas lluvias y baja humedad. En el bioma, son comunes árboles bajos y arbustos. Espinas están presentes en muchas especies vegetales. En los cactus, por ejemplo, las espinas son hojas que se modificaron a lo largo de la evolución, para que la pérdida de agua por transpiración sea menor.

También para evitar la pérdida de agua, algunas plantas simplemente pierden sus hojas en la estación seca. Por eso, parece que toda la vegetación está muerta, sin hojas, sin verde, sólo ramas y troncos secos y retorcidos. Pero no es así. En realidad, las plantas permanecen vivas, utilizando, por ejemplo, sus raíces bien desarrolladas para obtener agua almacenada en el suelo. Otras especies desarrollan raíces en la superficie, lo que les permite, en el período de lluvias, absorber la mayor cantidad posible del agua que cae sobre los terrenos. Existen especies que presentan otra solución para el problema: ellas mismas almacenan agua. Es el caso de los cactus.

Mandacaru.***

Mandacaru.***

Los cactus son muy representativos de la vegetación de la caatinga. Pero no son los únicos representantes. Aún con el corto periodo de lluvias, existe una variedad de especies vegetales. Entre ellas están el mandacaru, el gorro turco, el xique-xique, el jua, el umbú y la aruera.

Suelo

De forma general, el suelo es raso, rico en minerales, pero pobre en materia orgánica, ya que la descomposición de esta materia está perjudicada por el calor y la luminosidad, intensos durante todo el año en la caatinga.

Fragmentos de rocas son frecuentes en la superficie, lo que le da al suelo un aspecto pedregoso. Este suelo, con muchas piedras, difícilmente almacena el agua que cae en el período de lluvias.

La presencia de minerales en el suelo de la caatinga es garantía de fertilidad en un ambiente que sufre con la falta de lluvias. Por eso, en los pocos meses en que la lluvia cae, algunas regiones secas rápidamente se transforman, dando espacio a árboles verdes y gramíneas.

Relieve

El relieve de la caatinga presenta dos formaciones dominantes: meseta y grandes depresiones. Como ya has visto, son comunes fragmentos de rocas en la superficie del suelo.

Foto: Sergio Sertão/Wikipedia

Foto: Sergio Sertão/Wikipedia

En las regiones más altas también existen estos fragmentos. Es común mirar hacia la meseta nordestina y ver en sus cumbres grandes piedras, ¡que parece que van a rodar en cualquier momento! Pero quédate tranquilo, puedes pasear por la caatinga sin miedo, pues esas piedras son normales en el relieve de este bioma.

Las depresiones son terrenos aplanados, normalmente más bajos que las áreas a su alrededor y que pueden presentar colinas. Las mayores depresiones de la región son la Sanfranciscana, la Cearense y la del Medio Norte.

Situado en los estados de Paraíba, Pernambuco, Rio Grande do Norte y Alagoas, la meseta de Borborema es una formación que se destaca, con altitudes que varían, en media, entre 650 y 1000 metros. En algunos puntos esta marca es superada: el pico del Jabre, en Paraíba, llega a los 1.197 metros y el pico del Papagaio, en Pernambuco, a 1.260 metros.

La meseta es una gran barrera para las nubes cargadas de humedad que vienen desde el océano Atlántico hacia el interior. Cuando esas nubes encuentran este “paredón”, se condensan, provocando lluvias en las regiones más bajas del lado oriental de la meseta, o sea, el lado del océano. Esto torna más difícil la posibilidad de lluvia del lado occidental, marcado por la sequía. Este lado seco es el que forma parte del bioma caatinga.

Agua

Los ríos que forman parte de la caatinga brasileña son, en su mayoría, intermitentes o temporarios. Esto quiere decir que esos ríos se secan en los períodos en los que no llueve. En el caso de este bioma, donde hay escasez de lluvia durante la mayor parte del año, los ríos que nacen en la región se secan por largos períodos.

Rio San Francisco*****

Rio San Francisco*****

Ríos que nacen en otros lugares, como el San Francisco y el Parnaíba, son fundamentales para la vida en la caatinga, pues atraviesan los terrenos calurosos y secos en su camino hacia el mar. Estos ríos son tan importantes que dieron nombre a dos cuencas hidrográficas que bañan el territorio: la Cuenca del Río San Francisco y la Cuenca del Río Parnaíba. La Cuenca Costera del Nordeste Oriental también se localiza en esta región.
Para enfrentar la falta de agua en las estaciones secas, los habitantes de la caatinga construyen pozos, reservorios y diques. Pero aún con estos mecanismos, la mayor parte de las veces, sólo consiguen agua salobre, impropia para el consumo.

Clima

El clima de la caatinga es llamado semiárido. Son característicos de este tipo de clima la baja humedad y el poco volumen pluviométrico, o sea, una reducida cantidad de lluvias. Ya nos referimos antes a esto en este texto, pero lo vamos a reforzar, porque se trata de un aspecto fundamental de la caatinga: son largos períodos de ausencia de lluvias, pudiendo llegar a ocho o nueve meses de sequía por año.
Este clima irregular influye sobre el curso de los ríos, que secan en determinadas épocas; disminuye la disponibilidad de agua para plantas, animales y para los hombres; aumenta la aridez del ambiente. El clima es, entonces, un factor determinante en la caatinga: termina definiendo el paisaje y los hábitos de los habitantes de este bioma.

Fotos:

* Foto: Marcos..Fernandes/Flickr

**Foto: Marcos Pereira/Wikipedia

***Foto: Karinna Paz/Flickr

****Foto: Glauco Umbelino/Wikipedia

Conoce los otros biomas brasileños:

Bioma Amazonia

Bioma Cerrado

Bioma Pantanal

Bioma Mata Atlántica

Bioma Campos Sulinos

Bioma Costero

Fuentes de información:

Ibama
MRE
Biosfera da caatinga

Consultoría: Vânia Rocha, bióloga / Museu da Vida (Fiocruz).


 

 

versión para imprimir: versión para imprimir