Aumentar tamanho da letra  Reverter ao tamanho original Diminuir tamanho da letra  português english

Bioma Mata Atlántica

Por: Denise Moraes

Bosque de la Tijuca(1)

Bosque de la Tijuca(1)

Vamos a recordar un poco de Historia para referirnos a un bioma que, antes incluso de ser clasificado como tal, ya era muy importante para Brasil.

Cuando los portugueses llegaron al litoral de Brasil, en 1500, pudieron ver desde sus carabelas un paisaje diferente. Como narró el escribiente Pero Vaz de Caminha en una carta dirigida al rey de Portugal, “en horas de la tarde, avistamos tierra! Primeramente un gran monte, muy alto y redondo; después, otras sierras más bajas, de la parte sur en relación al monte y, más, tierra plana. Con grandes bosques”.

Lo que Caminha y sus compañeros de tripulación vieron desde los navíos es el ambiente que hoy denominamos Mata Atlántica. Recibió ese nombre justamente porque está próxima al océano Atlántico. Los montes redondeados, la tierra plana y los grandes bosques caracterizan a este bioma que hoy se reduce a sólo el 8% de lo que era en la época de la llegada de los portugueses.

La Mata Atlántica acompaña el litoral brasileño desde Rio Grande do Norte hasta Rio Grande do Sul, englobando áreas de diecisiete estados. Como está presente en diferentes regiones de Brasil, presenta diferentes ecosistemas, con variaciones en relación a la fauna, vegetación, suelo, relieve y características climáticas. Pero existen algunos elementos comunes a todas las regiones de la Mata Atlántica. Son esos los elementos que destacaremos, para que sepas más sobre esta preciosidad que encantó a los conquistadores.

Mono araña muriqui(2)

Mono araña muriqui(2)

Fauna

En la Mata Atlántica ya fueron encontradas cerca de 260 especies de mamíferos, 620 de aves y 260 de anfibios, además de muchos reptiles e insectos. Abriga 383 de los 633 animales amenazados de extinción en Brasil. Entre los que corren riesgo están el tití león dorado, al que le encanta pasearse por los árboles de la mata.

Otros mamíferos también viven en esta mata: perezoso, zorro pelón, murciélagos, hurones, tití emperador y pacas son normalmente vistos en este ambiente, que guarda aún otra sorpresa: el mono araña muriqui, el mono más grande del continente.

De los reptiles podemos destacar el yacaré overo, tortugas, cobra coral y lagarto overo, especie de lagarto que puede pasar de un metro de largo. Entre las aves más comunes están el celestino, el pájaro carpintero, la yacutinga, el pájaro campana y las harpías.

Vegetación

Para facilitar el estudio de los vegetales que forman esta mata, los investigadores clasificaron la vegetación de acuerdo con lo que llaman de estratos. En el estrato superior están los árboles más altos, que reciben gran parte de la luz del sol. En ese estrato, que también puede ser llamado de dosel, están árboles como el manacá de la serra [flor de mayo] y el guapuruvú.

Más abajo del dosel, está el estrato arbustivo, del interior de la mata, que reúne especies bajo la sombra de los árboles más altos. En el estrato arbustivo existen árboles como la jaboticaba, el palmito, la begonia, el jatobá, la tibuchina y el lapacho.

El estrato más bajo es el herbáceo, formado por plantas de tamaño pequeño que viven próximas al suelo. En este grupo están arbustos bajos, hierbas, gramíneas y musgos.

Palo Brasil (3)

Palo Brasil (3)

Si los árboles del dosel capturan mayor cantidad de luz solar y después de ellos las plantas del estrato arbustivo también buscan un poco de esa luz, ¿cuánto será que sobra de luminosidad para las plantas más bajas, que se encuentran dentro de la mata cerrada? Sobra realmente poco, pero sobra. Hojas grandes presentes en los vegetales de los estratos más bajos son un mecanismo de adaptación que aumenta la superficie de captación de la luz.

El palo brasil, planta difícil de encontrar en los días de hoy, antiguamente era común y fue el primer blanco de los exploradores portugueses, que utilizaban una sustancia colorante extraída del árbol, la brasileina, para hacer tinta roja.

 Sierra do Mar. Foto: Ibama

Sierra do Mar. Foto: Ibama

Relieve

La Mata Atlántica se extiende por toda la planicie costera, alcanzando la cadena de montañas que acompaña la costa brasileña. Esta cadena recibe nombres diferentes de acuerdo con la región por la cual pasa. En el sudeste, por ejemplo, un pedazo de ella recibe el nombre de Sierra del Mar.

Entre la planicie y las montañas existen algunas colinas y elevaciones redondeadas. Una de ellas, aquella que llamó la atención de Pero Vaz de Caminha, es el Monte Pascoal, en Bahia. Con 586 metros de altura, el monte fue bautizado así porque al momento de la llegada de los portugueses era época de Pascua.

Suelo

El suelo de esta mata es, en general, bastante raso, poco ventilado, siempre húmedo y recibe poca luz, pues, como ya vimos, la mayor parte de la luminosidad es absorbida por las hojas de los árboles más altos.

Mata Atlántica, Ipatinga, MG

Mata Atlántica, Ipatinga, MG

Es un suelo pobre, pero que tiene la fertilidad garantizada por la existencia de lo que se llama serrapilheira: una camada con restos de vegetación, como hojas, ramas y cáscaras de frutas que cubren la superficie del suelo.

La descomposición de esta gran cantidad de materia orgánica es lo que garantiza el reciclado de los nutrientes en el medio. Los nutrientes que están en la serrapilheira y son absorbidos por el suelo terminan retornando a las plantas, en un ciclo que garantiza la vegetación exuberante de este bioma.

 

Agua

En las regiones de Mata Atlántica están localizadas reservas de agua necesarias para el abastecimiento de 70% de la población brasileña. En el bioma existen ríos que forman parte de siete de las nueve cuencas hidrográficas del país.

Estamos refiriéndonos a un bosque muy húmedo: la lluvia que cae por hojas y troncos y acelera el proceso de descomposición en los suelos también se infiltra en él, alimentando las capas freáticas, lo que, a su vez, puede generar ojos de agua o nacientes. Los ríos también se alimentan del agua de lluvia y pueden modificar sus cursos de acuerdo con la intensidad de la misma.

Cataratas del Iguazu(4)

Cataratas del Iguazu(4)

Clima

Como se extiende por todo el litoral brasileño, la Mata Atlántica está sometida a climas diferentes, de acuerdo con cada región. Siendo así, existen pedazos de mata marcados por el clima subtropical húmedo en el sur; otros marcados por el clima tropical y otros que se desarrollan aún muy próximos de la caatinga nordestina.

Pero existe un fenómeno que marca a todas las regiones del bosque atlántico, de norte a sur del país: la gran cantidad de lluvias, resultado de la proximidad con el mar y de los vientos que soplan desde el océano en dirección al continente. Esos vientos llevan masas de aire muy húmedas que, cuando encuentran las montañas que cercan la Mata Atlántica, se condensan y se transforman en lluvia.

Tití león dorado(6)

Tití león dorado(6)

Imágenes:

(1) Foto: Abrivio/Wikipedia

(2) Foto: Luis A. Florit

(3) Foto: Mauroguanandi/Wikipedia

(4) Foto: Helio VL/Wikipedia

(5) Foto: Martin St.Amant/Wikipedia

(6) Foto: su neko/Wikipedia

Referencia

Prado, J. F. de Almeida. Pero Vaz de Caminha: carta do achamento do Brasil. Rio de Janeiro: Agir, 1998. (Coleção Nossos Clássicos, nº 87)

Conoce los otros biomas brasileños:

Bioma Amazonia

Bioma Cerrado

Bioma Caatinga

Bioma Pantanal

Bioma Campos Sulinos

Bioma Costero

Fuentes de información:

Ibama

IB/USP

LINHARES, Sérgio & GEWANDSZNAJDER, Fernando. Biologia Hoje - Vol 3. São Paulo: ed. Ática, 1998.

Consultoría: Vânia Rocha, bióloga / Museu da Vida (Fiocruz).

versión para imprimir: versión para imprimir