Aumentar tamanho da letra  Reverter ao tamanho original Diminuir tamanho da letra  português english

Bioma Cerrado

Por: Denise Moraes

Mapa: Uol Educação

Mapa: Uol Educação

El cerrado constituye el segundo bioma más grande del país. Ocupa cerca de dos millones de km2, abarcando los estados de Goiás, Tocantins, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, el Distrito Federal y partes de São Paulo, Minas Gerais, Maranhão, Piauí y Bahia. Eso representa cerca de 25% del territorio nacional.

Es la sabana brasileña. Posee suelo pobre en nutrientes y vegetación normalmente baja, con plantas dispersas de apariencia seca. Dos estaciones bien marcadas caracterizan el cerrado: invierno seco y verano lluvioso. En ese ambiente viven muchas especies de la fauna, incluso bichos amenazados de extinción. Y el bioma aún guarda otras sorpresas: cuencas hidrográficas y grandes mesetas, relieve característico de la región central de Brasil.

Fauna

Oso hormiguero gigante. Foto: Malene Thyssen. Wikipedia

Oso hormiguero gigante. Foto: Malene Thyssen. Wikipedia

.

De acuerdo con datos del Ibama (Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables), en la región del cerrado pueden encontrarse 67 especies de mamíferos, 837 de aves, 120 de reptiles y 150 de anfibios. Para tener una idea de los mamíferos que viven allí, podemos citar el mono capuchino, el tití emperador, el ratón espinoso, el tapir, el carpincho, el venado de las pampas y el jaguar. Hablando de los mamíferos amenazados de extinción, podemos citar el oso hormiguero gigante, el tatú carreta y el aguará guazú.

Volando por los cielos del cerrado están papagayos, buitres, harpías y calandrias. Viven allí también siriemas, urracas y codornices.

Entre los reptiles característicos de este bioma están la yarará, la cascabel, la anaconda verde y también tortugas y lagartos.

Y no podemos olvidarnos de otros importantes habitantes de este gran ecosistema: las termitas, las hormigas, las abejas y los saltamontes. Termitas, por ejemplo, son garantía de alimento para osos hormigueros y tatus. Las abejas, a su vez, ejercen un papel fundamental en la polinización de las flores.

Aguará guazú.Foto: Wikipedia

Aguará guazú.Foto: Wikipedia

Vegetación

Son cerca de doce mil especies vegetales. Como dijimos al inicio del texto, la vegetación presenta algunas características generales: es normalmente baja, con plantas dispersas y apariencia seca. Sin embargo, como se trata de un área muy grande que cuenta, por ejemplo, con variaciones de relieve, podemos definir algunos tipos diferentes de vegetación que forman parte de este mismo bioma. Dentro de lo que se llama cerrado brasileño pueden encontrarse cerradões, campos limpios, campos sucios, campos cerrados, cerrados en sentido amplio, cerrados en sentido estricto, matas secas y matas de galería o ciliares.

Campos limpios. Foto: L. M. Coutinho.

Campos limpios. Foto: L. M. Coutinho.

El cerradão es un tipo más denso de vegetación, en el cual pueden encontrarse árboles más altos, con hasta quince metros de altura. Campos limpios son áreas sin matas, cubiertas de gramíneas. Son terrenos planos, valles y colinas. En los campos sucios predominan arbustos espaciados. Los árboles aparecen aún más dispersos unos de otros en los campos cerrados donde, así como en los campos limpios, predominan las gramíneas. Los campos cerrados constituyen uno de los ambientes más perjudicados por quemadas en el Cerrado.

La división entre campos de sentido amplio y campos de sentido estricto parece curiosa, ¿no? Ciertamente llama la atención porque esos nombres no parece que tienen mucho que ver con clasificación de vegetales… Pero no podrían ser más adecuados: los campos de sentido amplio son aquellos donde se presentan reunidas todas las formaciones vegetales del Cerrado; ya los campos de sentido estricto se caracterizan por un único tipo de vegetación, que se reduce a árboles bajos, retorcidos e inclinados.

En las matas secas están concentrados árboles que pierden sus hojas en los períodos más secos. Eso no sucede en las matas de galería o ciliares, que aparecen próximas a los arroyos y riachos. En las matas de galería, la vegetación permanece verde durante todo el año.

¿Recuerdas la apariencia seca de las plantas? Los árboles y los arbustos tienen que soportar el período más seco en el cerrado. ¿Y cómo lo hacen? Bien, la mayor parte de estas plantas de troncos y ramas retorcidos poseen mecanismos de adaptación a este ambiente árido. Son comunes, por ejemplo, árboles con raíces profundas que les permiten alcanzar más fácilmente la capa freática, reservorio subterráneo de agua. Además, muchas especies vegetales presentan ramas de cáscara más gruesa y hojas espesas, lo que evita la pérdida de agua.

.

Lapacho. Foto: Leonardo "Leguas" Carvalho. Wikipedia

Lapacho. Foto: Leonardo "Leguas" Carvalho. Wikipedia

Son árboles característicos de la región la sucupira, el copaibo, la peroba del campo y la corteza amarilla.

Suelo

El suelo del Cerrado es pobre en nutrientes, pero rico en hierro y aluminio. El suelo es profundo, de color rojizo, arenoso, permeable y con baja fertilidad natural. La superficie tiene poca capacidad de absorber agua. Sin embargo, por debajo de este suelo de antigua formación, existe una gran reserva de agua.

Relieve

En el Cerrado son comunes dos formaciones de relieve: los terrenos planos y las mesetas, altiplanos que se caracterizan por la presencia de planicies en sus cimas. Sólo cerca del 10% de las áreas de cerrado poseen más de 900 metros de altura. Forman parte de este grupo algunos puntos de la Serra do Espinhaço, como el Pico del Itacolomi, con 1.797 metros de altitud, y de la Serra da Caraça, con el Pico del Sol, con 2.070 metros. En términos de altura, también se destacan algunas mesetas de la Chapada dos Veadeiros, que llegan a alcanzar los 1.700 metros.

Agua

Muchos ríos que nacen en otras regiones cortan el Cerrado. Algunos ríos nacen dentro de la región. Esos ríos están agrupados en tres cuencas hidrográficas localizadas en el área del bioma: la del río Tocantins, la del río San Francisco y la del río de la Plata.
Sin embargo, la existencia de ríos no garantiza un ambiente donde el agua sea un recurso visiblemente abundante. Paseando por el Cerrado y observando el paisaje, no encontrarás grandes cantidades de agua en la superficie. Para encontrar la gran reserva hídrica es necesario ir hasta el fondo, a las camadas más profundas del suelo. Como ya has visto, es allá donde está el gran reservorio de agua de este bioma – las capas freáticas. De ellas, las plantas retiran el agua necesaria en períodos de sequía. Además, la construcción de pozos permite el uso de esta agua en la irrigación.

Clima

El clima se denomina tropical estacional. Es caluroso y casi no hay viento en el cerrado. La temperatura media anual varía entre 21º C y 27º C. Recordando, la región presenta una división bien definida en relación al clima y al régimen de lluvias. Entre mayo y septiembre el Cerrado permanece seco; de octubre a abril llueve bastante.

En el período seco, en algunos locales, la vegetación se incendia espontáneamente. Esta quemada “natural” de las plantas es algo que sucede de forma regular y que pasó a condicionar la vida de la flora. Existen algunas especies de vegetales, por ejemplo, que sólo florecen después de este período de quemadas. Nosotros podríamos pensar: pero si se quema todo, ¿cómo sobreviven para florecer después? Bueno, eso sucede por cuenta de las raíces profundas y ramas subterráneas de los árboles, que garantizan su supervivencia incluso con la superficie del suelo en cenizas.

Cerrado. Pirenópolis, GO. Wikipedia

Cerrado. Pirenópolis, GO. Wikipedia

Conoce los otros biomas brasileños:

Bioma Amazonia

Bioma Caatinga

Bioma Mata Atlántica

Bioma Pantanal

Bioma Campos Sulinos

Bioma Costero

Fuentes de información:

IB/USP

Ibama

LINHARES, Sérgio & GEWANDSZNAJDER, Fernando. Biologia Hoje - Vol 3. São Paulo: ed. Ática, 1998.

Consultoría: Vânia Rocha, bióloga / Museo de la Vida (Fiocruz)

versión para imprimir: versión para imprimir