Aumentar tamanho da letra  Reverter ao tamanho original Diminuir tamanho da letra  português english

Viaje al centro de la Tierra

Por: Daniele Souza

 Mt. Rinjani, Indonesia. Foto: Oliver Spalt/Wikipedia

Mt. Rinjani, Indonesia. Foto: Oliver Spalt/Wikipedia

Todos los años miles de personas realizan viajes alrededor del mundo para conocer los volcanes. Y la curiosidad sobre los volcanes viene de hace mucho tiempo: el nombre volcán está asociado al latín Vulcanus, Dios Vulcano, dios del fuego, creador de relámpagos, en la mitología Greco-romana. Películas retratan volcanes en erupción, con lava deslizándose, terremotos asociados y fragmentos expelidos a enormes distancias.

Mucho más allá de eso, los volcanes ejercen un papel muy importante en la naturaleza. Miles de volcanes activos, hace más de cuatro mil millones de años, liberaron enormes volúmenes de agua que formaron los primeros océanos. Los gases encontrados en la primitiva atmósfera terrestre también se originaron de emanaciones volcánicas. Además, el calor, los elementos químicos, el agua, el surgimiento de una atmósfera, producidos por la actividad volcánica, proporcionaron algunos elementos necesarios para el surgimiento de la vida.

Un volcán no es nada más que una abertura en el suelo. Una comunicación de los focos magmáticos del interior de la corteza con la superficie de la Tierra, por donde se expelen gases, cenizas, fragmentos, lavas, etc., volviéndose también una importante fuente de información científica, ya que la mayor profundidad alcanzada, por medio de estudios, fue de apenas 11 km y el radio de la Tierra es de 6370 km.

Cuando se piensa en un volcán, se imagina una forma cónica, constituida por la acumulación de los productos eyectados, pero existen formas variadas, de acuerdo con el tipo de volcanismo. Pero ¿qué es lo que causa la actividad volcánica?

La mayor parte de las actividades volcánicas es el resultado de las Placas Tectónicas (palabra derivada de construcción, en griego). Los continentes no son estáticos. Si se observa el mapa-mundi se percibe un “encaje” entre la costa oriental de América del Sur y la costa occidental de África. Este proceso se conoció inicialmente como Deriva Continental y hoy se denomina Teoría de Tectónica de Placas. Según esta teoría, la corteza terrestre está dividida en diversas placas, bloques rígidos inmensos, que están en constante movimiento sobre el manto derretido de la Tierra.

Cuando las placas tectónicas se chocan, moviéndose una por debajo de la otra, o cuando se alejan, el magma tiende a subir, pues el calor sube. Este material calentado puede subir a través de las fisuras, o por los bordes de una placa, originando los volcanes.

Cerca de 5% de los volcanes activos de la Tierra no se sitúan ni a lo largo, ni en el límite de las placas, sino en el interior de una de ellas. Eso ocurre debido al hot spot (punto caliente). Esos puntos calientes son columnas fijas de material rocoso sobrecalentado que sube hasta la superficie, disipando el calor interno terrestre. Las Islas Hawaianas son un ejemplo de complejo volcánico formado sobre un hot spot. El punto caliente va alimentando la existencia de un volcán durante millones de años, hasta que la placa se aleja del punto caliente fijo, tornando el volcán anterior inactivo e iniciando el proceso de formación de uno nuevo, a través de la continuidad de ascensión del material.

Volcanismo y ambiente

Los volcanes representan uno de los factores de alteración climática en cortos períodos de tiempo y en alteraciones más extensas, como el calentamiento global. Dos o tres erupciones volcánicas tienen el potencial de aumentar la temperatura de la tierra más que decenas de años de actividad industrial. Los volcanes producen cerca de 110 millones de toneladas de CO2 por año, además de la liberación de cenizas y SO2. La mayoría de los minerales metálicos, como oro, por ejemplo, está asociada a magmas encontrados cerca de volcanes extinguidos.

Sin los volcanes no habría atmósfera ni agua libre en la Tierra, cuya agua inicial, llamada de agua juvenil, viene de los vapores del volcán. Existe todo un Ciclo de Agua en la Tierra, incluyendo lluvias y evaporaciones, pero ocurren pérdidas de agua en la atmósfera a través del vapor. Sin la constante adición de agua juvenil promovida por los volcanes, nuestro planeta terminaría por secarse a lo largo del tiempo geológico. Esa agua también funciona como medio de transporte y solvente para materiales químicos.

Anak Krakatau. Foto: Thomas Schiet/Wikipedia

Anak Krakatau. Foto: Thomas Schiet/Wikipedia

Relatos de la explosión en Krakatoa revelan, por ejemplo, la liberación de una energía aproximadamente 5000 veces superior a la bomba de Hiroshima. La explosión fue escuchada en Australia, a más de 2000 km, produjo tsunamis (olas con más de 40 metros de altura) y colores exóticas al amanecer y al atardecer, debido al material restante acumulado y desparramado en la atmósfera, además de bloquear parte de la luz solar.

En 1927, comenzaran nuevas erupciones e surgió una nueva isla en el mismo lugar conocida como Anak Krakatau (Hijo de Krakatoa). La isla es un volcán activo e sigue creciendo a razón de unos 6,8 metros por año.

Con el tiempo, los miles de millones de toneladas de lava y ceniza volcánica se transformaron en suelo fértil. Otros productos emitidos son utilizados como ingredientes de la industria farmacéutica y de materiales de limpieza, además del aprovechamiento de los campos geotérmicos.

El volcanismo es un factor más de influencia en el ambiente y su estudio puede traer respuestas para importantes cuestiones relacionadas a la vida y a la Tierra.

Descubre más sobre el asunto:

Productos volcánicos y fenómenos

Tipos de erupciones

Morfología de un volcán

Volcanismo en Brasil

Prevención de actividades volcánicas

Energía geotérmica

Cinturón de fuego del Pacífico

Modificaciones en la Tierra

Fuentes de información:

http://www.solarviews.com/portug/tervolc.htm

CPRM-Serviço Geológico do Brasil

FABIO TOLI, M Cristina Motia de Toledo, Thomas Rich Farchild, Wilson Teixeira. Decifrando a Terra. Oficina de Textos/USP

Fotos retiradas de:

http://www.geocities.com/swain_pt/vulcoes.htm

http://www.eps-dr-correia-mateus.rcts.pt/geral-3.htm

Agradecimientos:

Miguel Tupinambá, profesor de la Facultad de Geología de la UERJ

versión para imprimir: versión para imprimir