Aumentar tamanho da letra  Reverter ao tamanho original Diminuir tamanho da letra  português english

¿De dónde viene el agua?

Por: Daniele Souza

Las nacientes son, normalmente, locales pequeños y protegidos por algún tipo de vegetación. Si los locales de naciente y los reservorios no son preservados, no ocurre renovación de los recursos hídricos. Si estos ambientes son destruidos, el agua no podrá infiltrarse en el suelo para formar un reservorio subterráneo que aflorará en otro punto, garantizando la renovación hídrica. Cuando la lluvia cae en un suelo desprotegido, sin vegetación, ésta puede actuar sobre el suelo y causar erosión. Para la preservación de estas nacientes, es necesario mantener la vegetación natural, el equilibrio ecológico, valorizando, también, la diversidad de los ecosistemas.

Inundación en Minatitlán, México. Foto: Galina/Wikipedia

Inundación en Minatitlán, México. Foto: Galina/Wikipedia

¿Ya has escuchado hablar de inundaciones, durante las lluvias de verano, o también en las grandes lluvias? Uno de los grandes problemas de la gran ciudad es la impermeabilidad del suelo. Existen veredas, asfalto, áreas cubiertas, por donde el agua no puede infiltrarse, perjudicando el ciclo hidrológico.

Existen redes de desagüe, llamadas de galerías pluviales, por donde la lluvia corre después de entrar por las bocas de tormenta y cañerías subterráneas, que van hacia un grande o pequeño río. Sólo que, muchas veces, la basura de las calles, sean hojas o basura generada por el hombre, tapan las bocas de tormenta. Si el agua no tiene hacia donde ‘correr’ y las redes de desagüe no dan abasto del volumen de agua en los días de lluvia, ocurren las inundaciones. Y esta agua de las lluvias se escurre hacia las bocas de tormenta, llena de basura, yendo directo hacia un río.

Pero, ¿qué río? Existen cuencas hidrográficas que funcionan como un gran sistema circulatorio. Una cuenca hidrográfica está formada por el río principal y sus afluentes. Un río pequeño corre hacia un río mayor, que desagua en el mar. Así, el sistema hídrico está todo interconectado. Y la basura o los productos químicos que están en un río, en una ciudad, van a encontrar el río que cruza otra ciudad y así sucesivamente. Es una red integrada donde, si se contamina un punto, el próximo va a recibir esa carga de contaminación que terminar en el mar.

El cuerpo humano está compuesto en un 70% de agua, que es crucial para la supervivencia: una persona puede estar cerca de tres días sin alimentación, pero no sobrevive sin agua. Tanto la especie humana como otras especies del planeta están directamente relacionadas a la necesidad de consumo de agua. Si los recursos hídricos no son infinitos, aunque renovables, es necesario pensar en el futuro porque del agua dependerán las próximas generaciones.

Volver a la nota principal

versión para imprimir: versión para imprimir